El crecimiento del hueso

Los huesos empiezan a desarrollarse en el feto. Crecen a lo largo y a lo ancho,
formando en algunas partes del esqueleto, como el esternón y la pelvis, un tejido menos resistente que el hueso, llamado cartílago; el resto es un tejido más blando, que se llama mucosa.

Poco después del nacimiento, la zona central de los huesos largos deja de crecer a lo largo y el hueso crece sólo en los extremos.

El húmero del brazo y el fémur del muslo son huesos largos. Junto con otros huesos largos del cuerpo, forman la estructura del esqueleto y es a ellos a los que se debe, en parte, la talla de cada persona.

Entre los dos extremos del hueso, existe un cartílago, llamado cartílago de conjunción o placa de crecimiento.

A medida que este cartílago se alarga, en los extremos del hueso se forma tejido óseo y el hueso crece. Y seguirá creciendo hasta que, hacia los veinticinco años de edad, desaparezca la placa de crecimiento.

El desarrollo del hueso está regulado por una hormona del crecimiento, producida en el cerebro por una glándula llamada hipófisis; mientras que las encargadas de cerrar la placa de crecimiento son unas hormonas sexuales, llamadas estrógenos y andrógenos.

El desarrollo alcanzado por los huesos antes de que se cierre la placa de crecimiento es la explicación de las diferencias de tallas existentes entre tú y tus amigos: los más altos no han seguido creciendo cuando los demás han dejado de hacerlo, sino que han crecido más deprisa en un periodo de tiempo similar.

En la ilustración superior se puede ver como se produce el crecimiento del hueso. Los huesos del bebé se están formando y aun no tienen la resistencia que tendrán después. Están hechos de un tejido duro, llamado cartílago; por eso, esta etapa del desarrollo de los huesos se llama fase de cartílago. Para llegar al estado óseo, es decir, para que el hueso adquiera toda su resistencia, el tejido óseo crece sólo en los extremos, a partir de un cartílago, llamado placa de crecimiento. Cuando esta placa desaparece, hacia los veinticinco años de edad, el hueso deja de crecer.

Los huesos también crecen a lo ancho hasta que alcanzan la resistencia suficiente.

El aumento de grosor del hueso se inicia en el periostio, o parte exterior del hueso. Las capas internas del periostio se osifican, es decir, se vuelven duras y resistentes a medida que los osteoblastos van añadiendo tejido óseo nuevo. El grosor del tejido óseo nunca llega a ser excesivo, gracias a la labor de destrucción del hueso llevada a cabo por los osteoclastos.

14 thoughts on “El crecimiento del hueso”

  1. putos los de 3º primera escuela normal colon entre rios busquen otro articulo mogolicos

Leave a Reply