¿De qué está hecho el hueso?

Los huesos de nuestro esqueleto están compuestos básicamente por agua y por sustancias minerales formadas a partir del calcio y el fósforo; contienen también una sustancia presente en los alimentos, llamada la osteína.

En el interior del hueso existen dos clases de células, llamadas osteoblastos y osteoclastos, que son las encargadas de la fabriación del tejido óseo, a partir de las sustancias que acabamos de mencionar. El tejido óseo es esponjoso o compacto, según la resistencia de las distintas partes del hueso.

El tejido óseo esponjoso está formado por laminillas muy finas, en forma de red. En  algunos huesos, como el fémur, esta red está en la dirección que dé más resistencia al hueso.

El tejido óseo compacto es grueso y sólido y da al hueso su dureza. En la superficie del tejido óseo compacto, existen unos conductos, llamdos canales de Havers, por los que pasan los vasos sanguíneos que nutren los huesos.

En el hueso se alojan la médula ósea roja y la médula ósea amarilla.

La médula ósea roja es la encargada de fabricar los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas de la sangre; se encuentra en los pequeños espacios existentes entre el tejido óseo esponjoso.

La médula ósea amarilla se llama también tuétano, un nombre que tal vez te resulte más familiar. Es un tejido graso situado en el interior del hueso.

5 thoughts on “¿De qué está hecho el hueso?”

Leave a Reply