Las capas de la piel

Nuestra piel está formada por tres capas: la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo.


La epidermis es la superficie de la piel, la cobertura exterior del cuerpo. Está formada por dos capas:

  • La capa córnea. Es la capa más superficial de la epidermis. Está formada por células secas o casi secas, que se convierten en una sustancia dura, llamada queratina. La queratina o células secas que formen la epidermis se desprenden y se caen.
  • La capa mucosa o de Malpighi. Es la capa más profunda de la epidermis. Está formada por células que se renuevan de forma constante.
A medida que las células de la capa córnea se secan, son reemplazadas por las células de la capa mucosa.

La dermis es la capa más gruesa de la piel y está situada debajo de la epidermis. El grosor de la dermis no es el mismo en todo el cuerpo. Es más gruesa en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, así como en las partes externa y posterior de los brazos y de las piernas.

En la dermis se encuentran las principales glándulas de la piel, muchas terminaciones nerviosas y numerosos capilares sanguíneos. La dermis está formada por dos capas de tejido:
  • La capa papilar. Es la capa más superficial de la dermis. Está formada por un tejido conjuntivo, es decir, muy resistente, en el que hay numerosas papilas, que son unas prominencias, en las que se hallan capilares sanguíneos y nervios. En la capa papilar, se encuentran también los receptores del sentido del tacto.
  • La capa reticular. Es la capa más profunda de la dermis. Es también tejido conjuntivo, compuesto por fibras elásticas, que dan elasticidad a la piel, y por fibras de reticulina, que como una pequeña red, proporcionan resistencia a la piel. En la capa reticular hay numerosos vasos sanguíneos, es decir, venas y arterias, y también se hallan las glándulas sabáceas, productoras de grasa para mantener la piel elástica y para dar brillo a los cabellos.
El tejido subcutáneo es la capa más profunda de la piel, situada por debajo de la dermis. Es una especie de colchón, compuesto por un tejido adiposo o grasa, que aísla el cuerpo del frío, lo protege de golpes y almacena materias grasas, que son la reserva de energía del organismo.

En el tejido subcutáneo, se encuentran multitud de folículos pilosos; en cada folículo, nace un pelo. También están en el tejido subcutáneo las glándulas sudodíparas, que segregan el sudor.

3 thoughts on “Las capas de la piel”

Leave a Reply